Redes sociales

¡Libros a la obra! - Taller

21.2.17

Si no sabes qué hacer con tu creatividad, te fascina el papel, hacer cosas con tus manos, la poesía, la ilustración y el diseño... Apúntate a este "Taller Libro de Artista" en La Cochera de Estudio Correoviejo. 

4 sesiones intensivas en las que aprender y hacer vuestro propio libro de artista. Impartido por Cristina Llamedo, Cristina Bonora y Teresa Juan (todas ellas Melibeas). 

¿Cuándo? Los días 28 de febrero, 1, 7 y 8 de marzo. 

¿Dónde? En La Cochera, plaza del Correo Viejo 3. 

¿Cuánto? 60 € con materiales incluidos. 

Envía un correo a holamelibeas@gmail.com para inscribirte y te darán las instrucciones para formalizar tu matrícula. Si necesitas más información, no dudes en preguntar.

¡Libros a la obra!

JUEVES DE POESÍA - ANAÏS NIN

20.2.17

Volvemos con los JUEVES DE POESÍA en La Cochera de Correoviejo (plaza del Correo Viejo, 3. Valencia) el jueves 23 de febrero a las 19 h. 

Esta vez, dedicamos la tarde a Anaïs Nin. Coge tu Anaïs invierno, tu Anaïs fuego, tu Anaïs Venus, tu Anaïs terciopelo, tu Anaïs que quieras y comparte. Trae tu Nin favorita a la tarde de intercambio, la tarde de leerse los unos a los otros. Sin pretensiones. Puedes leer o no leer, llevarte impreso algo de la autora o un libro que tengas. También podrás coger textos que llevemos nosotras. Sentarte y escuchar. Hablar y crear debate. Llevar merienda o no llevarla.
¡Te esperamos! La entrada es libre, todo es libre en este espacio.

Y si no puedes venir, no dudes en enviarnos un mail con un audio leyéndonos tu Anaïs Nin escogida a: holamelibeas@gmail.com 

Esta es una iniciativa de Ana, Eva, Cristina, Teresa, Cristina y yo agrupadas en Correoviejo y Melibeas.

Y esta es la programación que vendrá:

Comer en Madrid

18.2.17

Para algo he estado unos cuantos meses en Madrid, ¿no? Para comer. Así que os dejo por aquí unos cuantos sitios variados con importante presencia oriental. A este blog le quedan dos telediarios (vengo diciendo esto desde 2008), pero que no se diga. Ahí van:

Goiko Grill. Vale, empiezo con una franquicia, que nadie me odie. La hamburguesa esa que lleva pesto, albahaca, salami... ¿cómo es? ¿cómo?
- DaRoma. Crêpe con limón y azúcar, gracias.
- Chino en el parking de Plaza España, Zhou Yulong. Sé que mis indicaciones no están siendo muy geolocalizables pero confío en vuestra maña con maps o explorando a pie (y he linkeado a TripAdvisor, va). Hacen unas empanadillas fritas de esas que... madre mía.
- Bocata calamares del bar pirámides. Ni caso a la fama del Brillante (qué calamares más rancios, por favor) ni a las colas en la Plaza Mayor. 
- Melo's, en Lavapiés. Croquetas, bueno perdón: CROQUETAS.
- Aroy Thai. Todo, probad todo lo que tienen, uf.
- Pelican Rouge. Un café de otro nivel.
- Donoso Burger. Qué bonito, qué lugar, cuánto ensuciarse las manos. Todo ahí, rapidito, sencillo, calórico, buenísimo.
- Wok King, el chino más infecto al que he ido en mi vida. Está bueno, la verdad. Lo interesante es completar este momento acudiendo a un bingo cercano, para redondear.
- Pome Sucre. Sus tartas, croissants, ¡ay!
- Lao Tou. En Usera. Fui cuando se celebraba el año nuevo chino y me puse fina probando casi todo (no sé reproducir el nombre de los platos...) y estaba demasiado bueno. Es un sitio curioso que ha mantenido la decoración de un bar castizo a la española con celosías taurinas horribles. También podéis ir a los supermercados 100% chinos de la zona y comprar sus productos a precio de risa para tener en casa soja para un año, por ejemplo.
- Ni hao. Sus bolas fritas de sésamo.
- Akipan. Un ecuatoriano de Vallecas. Probad su empanada de queso para llevar, id al parque de las Siete Tetas y a vivir.
- Relaxing café (ese homenaje a la ranciedad de políticos ineptos) en Orcasitas. Menú con cocido casero para los días de invierno. 
- Empanadas de Zabala. Qué barbaridad, qué BARBARIDAD. Recomiendo hacer pedido online e ir sólo a recogerlas, es más rápido porque suele haber colas. Ojo a sus pizzas, ojito. Me derrito.
- Café Manuela. Con juegos de mesa y montaditos apañados. Su decoración a lo clasicón es amor.
- Casa Julio. Está tan lleno que es difícil respirar, pero podéis llevar una bombona de oxígeno con tal de probar sus croquetas.
- El sushi de Kiyota, porque sí.
- Pan de ajo con salsa de ajo de Papa Johns. Ay, dejadme en paz con mis cosas.
- Vagón cafetería dentro de un tren antiguo en el museo del ferrocarril. Y el amor explota ahí mismo, con sus lamparitas y ventanucos.
- La gatoteca. Aunque aquí lo de comer/beber da igual, lo importante es hacer la aportación y dar mucho cariño a los peludos, hacerles compañía y adoptar.
- El tren. El 'beso violeta' que hacen (es el nombre de un cóctel, que os veo venir) y una declaración erótico festiva que dejé en su mural de entrada. Sus juegos de mesa y motivos ferroviarios. Todo.

Chester in Love y mi ECM

6.2.17
Ayer estuve en el programa de Risto, Chester in Love, donde entrevistó a tres invitados para hablar de la muerte y diferentes creencias, desde varios puntos de vista. En este nuevo formato de su programa, aparecen personas a aportar su opinión o conocimiento sobre una de las perspectivas de lo que traten ese día, yo fui a hablar sobre mi ECM (experiencia cercana a la muerte) y todo lo que ella conllevó para mí. 

Podéis ver mi la parte en la que salgo haciendo click AQUÍ (minuto 18 aprox)

La verdad es que ese pequeño 'púlpito' al que nos subimos, está bien cuando es para exponer algún estudio, alguna propuesta o investigación... pero no para hablar de algo tan personal como lo mío. Aunque me adapté, claro, el programa es como es y punto.

Mi idea era poder arrojar un poco de luz ('a quién' y 'sobre qué' ya es más complicado y para eso escribo este post) y quizá pensaréis que esto de hablar de mi 'regreso de la muerte' lo tengo ya tan normalizado, que lo deshumanizo y lo cuento como si tal cosa (tomando como ejemplo de ello que asistí a este programa ayer o que aparecí en el documental de Jon Sistiaga) pero no, yo simplemente quiero ayudar, ¿cómo? una de las formas es vendiendo mis* libros benéficos.

Los vendemos aquí: www.librobox1.bigcartel.com

Todo, absolutamente todo lo recaudado con el #LibroBox1 va destinado a la investigación del bloqueo cardíaco de tercer grado en jóvenes sanos, y si para eso tengo que ir a programas que muchas veces no concuerdan al 100% con mi forma de pensar, lo haré igualmente. Llamémoslo oportunismo, es posible, claro, porque aprovecho la oportunidad para vender unos libros que buscan más personas vivas, como yo. Porque los supervivientes somos escasísimos y se sabe muy poco de esto. Un joven muere cada cuatro días sólo en España, de muerte súbita, y yo casi fui una.

Evidentemente, si fueran programas o documentales diametralmente opuestos a mis principios, no asistiría. En esta ocasión estuve muy en el borde del abismo, porque la balanza me hacía conflictuarme mucho. Pero sí, merecía la pena.

La merecía porque, además de poder vender más libros benéficos, pienso que compartir las ECM desde el más absoluto respeto, puede ayudar a personas a seguir investigando en ese sentido y a darles un poco de equilibrio si están en un momento de desasosiego. También para aquellos que han experimentado una y no saben muy bien cómo expresarlo (gracias a quienes me estáis mandando mails y mensajes contándome vuestras ECM, es muy bonito)

'Sólo' por eso ya compensaba.

En el libro 'Box 1: historia del corazón que sembró una galaxia en un cuerpo eléctrico' cuento todo el proceso de bloqueo cardíaco, parada, ingreso y recuperación, también ahondo en mi ECM. Esto es siempre complicado, es muy frustrante narrar un recuerdo de algo inmaterial y que sobrepasa cualquier idea, sensación, imagen o concepto que tengamos de la luz, las formas, el amor o la paz (términos extremadamente religiosos o que, más bien, se han apropiado muchas religiones que no me interesan. Términos que me pone nerviosa decir a viva voz por todos los matices que tienen y los juicios que recibo por ello).

No creo que vuelva a ponerme delante de una cámara para volver a contar todo esto, menos aún sabiendo cómo es de despiadada la televisión. Todos lo sabemos, yo lo sabía, lo hice igualmente. Aún así, reconozco, hubo mucha humanidad en algunas personas de los equipos tanto de Chester como de Tabú y me trataron muy bien, dentro de ese caos de intereses cruzados que es la tv, hay personas que son un sí.

Insisto, yo quiero vender libros y hacer una donación a la investigación. Quiero poder ayudar, con lo que cuento en estos libros, a personas que se encuentren en un momento complejo de duda, no porque yo tenga respuestas (¡eso faltaba!) o tenga el ánimo de adoctrinar a nadie en nada, sino porque compartir desde la humildad algo que nos anime a saber más o a reconciliarnos con lo desconocido, puede hacernos sentir bien.

Por último, os dejo alguna bibliografía útil sobre ECM por si queréis conocer más estos temas, desde una posición de distancia, con respeto, sin excesivo juicio (o como queráis, pero pienso que puede ser más útil así):

- Near-death experiences: the Rest of the rest of the styory. P.M.H. Atwater
- the secret of a soul: using out-body experiences. William Buhlman.
- Life after death: the evidence. Dinesh D'Souza.
- Mind time: the temporal factor in consciousness. Benjamin Libet.
- Los ciclos del tiempo: una extraordinaria nueva visión del universo. Roger Penrose.
- El camino a la realidad: una guía completa a las leyes del universo. Roger Penrose.
- 90 minutes in heaven: a true story of life and death. Don Piper y Cecil Murphey.
- Lessons from the light: what we can learn from the NearDeath experience. Kenneth Ring y Evelyn Elsaesser.
- The synchronized universe. Claude Swanson.
- ECM (experiencias cercanas a la muerte). Penny Sartori.
- Vida después de la muerte. Elizabeth Kubler Ross.
- Vida después de la vida. Raymond Moody.
- Usted ya estuvo aquí. Edith Fiore.
- Un camino hacia la luz en el umbral de la muerte. José Miguel Gaona.

"La muerte, en todo su misterio, quizás es una puerta abierta para cuestionarnos nuestra forma de pensar y ver el mundo, de asumir las ideas que lo crean y lo sostienen. Un reflejo fidedigno de nuestro punto de vista sobre lo desconocido y lo que nos produce terror. Un recorrido por nuestra manera de comprender la incertidumbre. Y quizás por ese motivo, es tan necesario el cuestionamiento, una mirada nueva sobre el tema. O sólo una perspectiva nueva sobre un viejo temor Universal. ¿Pueden ayudar este grupo de libros a eso? No lo sé, pero al menos puede intentar hacerlo." Aglaia Berlutti.


*Digo 'mis' libros pero son 'nuestros' libros, porque el #LibroBox1 cuenta con todo el trabajo de ilustración de Teresa Juan y diseño de Cristina Bonora, además de trabajo de difusión y venta que están realizando. Somos tres en este Box y mi historia es arte gracias a ellas.

Echo la vista atrás (sólo un poco)

3.1.17
Llego tarde (según el calendario gregoriano) para hacer estas cosas del balance del año y demás. Propósitos no tengo, sólo seguir respirando e ir viendo qué pasa. Pero echar un poquito la vista atrás al 2016 sí que quiero, que para algo estoy ahora nostálgica perdida entre este frío y 4 tés chai. 

Sé que empecé el año en una azotea escuchando de lejos las campanadas de una iglesia, en el barrio del Carmen de Valencia. Tomé 12 lacasitos y supe que estaba con gente estupenda a mi lado, gente que no merecía mi ansia por escapar de allí, escapar de todos lados. Vivo yéndome.
Me fuí, como me voy siempre, dejando atrás un cajonero de colores y el busto de un tío serio al que disfrazaba cada semana. No me dio pena, las cosas a veces son como tienen que ser. 

Trabajé mucho en microteatro, porque es un formato gracioso y da la oportunidad de... Bueno, porque no me quedaba otra. Con todos mis respetos a este pequeño formato que nos paga las facturas, porque a veces hay propuestas extraordinarias. Lo mejor, sin duda, fue poder contar historias desde la verdad y que la gente se llevara en el bolsillo algo, lo que fuera, pero algo. Mis compañeros en el camerino, eso siempre, esos abrazos. Este año he mentido mucho en la vida pero he sido verdad en el escenario.

Catalina se puso enferma y casi muere. Mi terapia han sido los peludos, cada vez más.

Me puse enferma, mis ojos picaban y mi cuerpo sólo quería dormir. Tuve miedo otra vez. Empezamos el Verkami para conseguir dinero y poder publicar el libro 'Box 1' donde cuento mi bloqueo cardíaco y experiencia cercana a la muerte. Es triste que 'desde arriba' no se apoyen estas iniciativas y tener que recurrir a los amigos, que nos pagamos los unos a los otros las cosas, pero me hizo sentir afortunada de ver cuantísimas personas nos daban su aportación y apoyo para conseguirlo. Lo conseguimos. Fue difícil recibir mensajes de personas que me contaban sus experiencias de pérdidas de seres queridos por muerte súbita, pero entendí que era más necesario que nunca lograr vender los libros que acabábamos de editar.

Siguió la aventura librera, dudé de mí y del mundo, me hundí en el pánico otra vez y me dolía entera. El libro sigue a la venta y seguimos recaudando fondos para donarlos a la investigación, ahí dejo el dato (¡alerta para regalo de reyes, piip, piiip!).

Luego, cuando parecía que venía la primavera, sólo palió mi desasosiego una ventana cerca del mar donde un pájaro hizo una maniobra extraña y bastante acrobática, miré a la chica que estaba a mi lado y comenzamos a reír sin mediar palabra. De pronto, llovió a pesar del sol. 

Me cambié de casa, otra vez y otra, de ciudad, de vida. Letargo, sopor y hastío. Me radicalicé, afortunadamente, porque tengo voz y nunca más voy a callar. Me decepcionaron más hombres de los que puedo soportar, supe más sobre mí y también sobre el mundo (desgraciadamente).

Decidí improvisar aunque doliera, soltar los anclajes y latir más aún. Una señora dijo: "ahí fuera parece que haya una foguerá" del calor que hacía en un pueblo valenciano. He visto más estrellas -porque siempre llegan nuevas- y no, no me he encontrado, aunque he ido desmenuzándome entre céspedes, camas y mucho color violeta. 

He creído otra vez y he conocido lo extraordinario, cuando ya parecía imposible.

A ver con qué me sorprende este nuevo vacío. Para empezar, teatro, mucho teatro con Los Romanceros, amigos que confían y se lanzan con valentía.

Gracias por seguir ahí detrás de la pantalla.