Redes sociales

JUEVES DE POESÍA - BLAS DE OTERO

23.5.16
Este jueves 26 de mayo a las 19:30h nos vamos a reunir en la Cochera del Estudio Correoviejo para cantarle un poco a Blas de Otero (recitar su obra, leerla, compartirla, escucharla, estar) 

Le entrada es totalmente libre, venid y compartimos este momento todxs juntxs. Simplemente traed limonada o té o galletas y, claro, poemas que os gusten de Blas de Otero o poemas que os gusten, sin más.
Organizamos esto Melibeas (Teresa Juan y yo), el Estudio Correoviejo y BONORA.

El último jueves de cada mes realizaremos estos encuentros en La Cochera (menos julio y agosto), quizá os suene el lugar porque allí impartimos el año pasado un taller de fotografía y también hicimos nuestra 'velada al cuerpo eléctrico'. Es muy bonito y está situado en la Plaza de Correo Viejo, 3 (en El barrio del Carmen, Valencia).

¿Venís?

El evento en Facebook AQUÍ.

HACER EL IDIOTA

16.5.16
Llevo dos semanas haciendo el idiota con un grupo de personas estupendo, capitaneado por Vicente Arlandis. Ha sido un taller de creación/liberación/catarsis/descongestión y de descubrir una forma totalmente nueva (para mí) de hacer desde el 'no hacer'. O más bien, de bailar sin pensar y pensar más allá de la razón.
Hemos tenido sesiones de 'teoría' totalmente reveladoras y reflexivas. Como el mismo Arlandis dijo:

"Cuando hablamos de idiotez, no queremos decir estupidez o falta de inteligencia, sino que nos referimos a la singularidad. Clément Rosset, en su ensayo “Lo Real, Tratado de la idiotez”, explica la etimología de la palabra: “tonto significa simple, específico, único (…). Toda cosa, toda persona es tonta en la medida en que es sí misma, en tanto que simplemente existe”. Para Jean-Yves Jouannais, “el arte decisivo de este último siglo y la idiotez son una misma cosa. Moderno e idiota son sinónimos.” (L’idiotie, 2003). Lunático, iluminado o excéntrico, la figura del idiota como transformador aparece a lo largo del siglo pasado en el cine (Herzog, Godard, Von Trier) y la literatura (Gombrowicz, Kennedy Toole), aunque es en el mundo del arte donde el idiota más ha significado, eso sí, no tanto representado como encarnado por el propio artista, confundiendo creatividad y locura, vida y obra. 
El idiota, como el salvaje, ha sido visto como alguien libre de ataduras y de convenciones sociales, lo que les ha convertido ocasionalmente en metáforas y curiosos casos de estudio."

Hacer el idiota supone básicamente romper el sentido establecido de las cosas. Me maravilla porque en ello juega la suspensión de la ética y de las teorías académicas (escapar de lo establecido es algo que llevo muy 'adentro', qué le vamos a hacer), huyendo del Sistema. Hacer el idiota es jugar, pero jugar de verdad. Y eso para todxs nosotrxs, con los códigos sociales (y no sociales) bien aprendidos, es muy difícil.

Hemos bailado y nos hemos centrado en el cuerpo, sin miedo ni presiones, hemos hecho de nosotros un medio para ser libres y expresarnos sin frenos. Hemos revisado trabajos de Erwin Wurm, La Ribot, Robert Filloiu, etc. y he descubierto que ESTO es verdaderamente posicionarse, incluso el incomodar con ello a quienes nos observan, porque esa incomodidad proviene de estar 'situándoles' en un lugar al que no están acostumbrados como espectadores u observadores, una posición que se aleja de lo aprendido y, por tanto, les hace querer escapar, enfadarse, no comprender (y quieren comprender desde la razón condicionada por los protocolos aprendidos) y están incómodos. Producir todo ello, incluso producir lo contrario (sensación satisfactoria de observar que otra forma de hacer las cosas es posible, de querer indagar en lo desconocido y disfrutar de lo que no se comprende, porque nos lleva a otros lugares por explorar), eso es verdaderamente cambiar las cosas. 

Por eso, desde aquí gracias a compañías como 'Los Que Quedan' y a todas aquellas personas que siguen ahí, en el margen, porque quieren, porque saben que esto es necesario. 

Este tipo de propuestas son las que realmente se posicionan. Y esto tiene bastante que ver con el taller que impartimos hace dos semanas en ETSA.TOPIA.

'Box 1' en proceso de creación...

14.5.16
La semana pasada publicábamos una nueva entrada en nuestro blog del proyecto Verkami 'Box 1: historia del corazón que sembró una galaxia en un cuerpo eléctrico'
Como siempre, comparto también aquí parte de la información. Estamos metidas de lleno en el proceso de creación física del libro:

1.- Hemos pagado tasas. Esto forma parte del proceso. Publicaremos todos los movimientos dinerarios una vez finalice la venta de libros y la donación a la investigación. 
2.- Ya tenemos ISBN. Es decir, el libro ya se puede vender dentro de la legalidad y a cualquier lugar de la Tierra. 
3.- La prensa se hace eco de nuestro "Box 1"

Cosmopolitan de mayo:

Serotonina y alimentación

10.5.16
Como ya os dije, el siguiente punto sobre mi plan dentro de Life E-fitness House es la nutrición. Ésta va totalmente cogida de la mano del entrenamiento y la psicología, no sólo en mi caso, en todos. Por eso, en "Life" tienen a un equipo que trabaja conjuntamente en todo ello, incluso fisio.
Para hablar de nutrición hay que hablar de hormonas y de serotonina. Yo no sabía lo que era la famosa serotonina hasta que mis médicos me informaron de la importancia en su regulación para nuestro estado de ánimo. 

Esta molécula en particular trabaja directamente con otras que están relacionadas con la angustia o la ansiedad que puedes llegar a sentir en un momento determinado, así como para regular la cantidad de comida que comemos, equilibra el deseo sexual y regula el sueño, ya que controla la hormona del estrés y hace que cuando estés durmiendo lo hagas profundamente (ahí entra también la melatonina, desconocida también para mí hasta ese momento).

Ejercicio físico - Life E-Fitness House

2.5.16
Hablemos claro, a mí me aburre soberanamente hacer ejercicio. Es decir, hacer por hacer. Bueno, me explico: aunque hacer ejercicio sea para estar más sano, para despejar la mente o para equilibrar el cuerpo, yo siento que hago por hacer, que me muevo siguiendo unas pautas sólo corporales. Tengo un conflicto con lo estereotipado y los cánones corporales, el culto a la fibra física si no va unido al culto de la neurona. 

Quizá por eso sólo he tolerado bailar (y mucho, creedme, 12 años de Conservatorio de danza a una media de 5 horas mínimo al día) porque no importaba tanto el cómo si no el por qué (muy Pina Bausch esto), me movía para expresar, transfigurar sentimientos y energías, siguiendo una técnica corporal que se movía con un impulso emocional.

He intentado hacer squash (me divirtió mucho, todo sea dicho), padel (me aburrí hasta el extremo), deportes en equipo (insoportable), salir a correr (qué decir...), yoga (aquí la cosa va mejorando)... Y nunca he continuado con nada. También es cierto que sentía cierto ahogo con casi todos los deportes, también con la danza pero no me importaba tanto, de ahí que piense que quizá mi bradicardia venía de antes, aunque esto nunca lo sabremos. Yo no soy de esas personas que después de hacer ejercicio se sientan genial, al revés, me encuentro fatal.

Con estos antecedentes la cosa se pone fácil para Life E-Fitness House, de quienes ya os hablé en este post, y más aún si mi vida es tan nómada que no puedo estar asistiendo en Valencia a nuestras citas acordadas. Pero aquí viene, de nuevo, su profesionalidad y disposición a los retos: ellos pueden con todo, hasta con mentes ansiosas como la mía y cuerpos caprichosos como este. Con ellos he aprendido a ver el ejercicio de otra forma, más ligera, fluyendo, hasta donde el cuerpo pida, sin presiones. Además, me proponen ejercicios para que yo lleve a cabo por mi cuenta, al aire libre, de forma constante, eso se agradece, ¡a mi ritmo!