Redes sociales

Estoy tan cansada

30.1.16
"Inútil explicar mis silencios. En el fondo de mí hay siempre una espera primitiva de un cambio mágico. (Una noche se romperán los espejos, arderán las que fui y cuando despierte seré la heredera de mi cadáver). Estoy tan cansada de mis antiguos temores y terrores que no me atrevo a comunicarlos ni a decirlos". Alejandra Pizarnik.

Estoy cansada y no voy a tratar de disimularlo ni de contar algo aquí que sea 'súpermotivador'. Tenemos derecho al cansancio. Tenemos derecho a la queja. Basta de 'hoy va a ser un gran día' (porque tú lo digas) o de 'ya ves tú, tampoco será para tanto' o de 'no seas quejica', ¿y por qué no? 

La vulnerabilidad es una gran virtud, no estoy descubriendo nada en esto, hay toda una doctrina ya -y me alegro- pero hay que tenerla muy presente. Recordarnos a nosotrxs mismxs: No tengo por qué encajar en esta estructura social basada en el capitalismo y ordenada por un patriarcado violento. No quiero sonreír todo el tiempo ni tener que demostrarle nada a nadie.

Estoy cansada de tener que explicarle al mundo por qué no entiendo que haya personas no feministas. Cansada del 'ya has superado la ansiedad, ¿no?' cuando eso no se 'supera', se vive con ello. Y lo de 'estandarizarla' ya es la bomba. Cansada del '¿qué eres, quién eres?' No sé.

Pero aún queda verdad. En un dibujo de 'Juan sin Miedo', en alguien que habla del Universo 'desentendido' desde la razón, en alguna mirada cómplice totalmente inesperada, en ir a oficinas de hielo vestida en pijama, en el 'no', en abrazarse a unx mismx olvidando los estigmas.

Enero bien, gracias. Latiendo, y eso es siempre un regalo. 

Ya os diré para qué hicimos la foto con la que abro esta entrada (aunque en RRSS os dije ya cosas pero vaya, con calma os contaré más, si eso...) Importante: poder sentir el sol en la cara, o sentir el frío, pero sentir.
  1. Es curioso, hace unos días que pensé para mí: no disimules más, si estás triste o enfadada, pues lo estás y punto. Es bueno sentirlo para que luego venga la alegría.
    La lucha de cada día es inevitable. Si estás cansada, es porque luchas.
    Un abrazo,
    Yolanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, nos meten desde pequeños ideas en la cabeza que se quedan presentes para siempre, sin darnos casi cuenta. No llores, cuando lloras estás fea, la vida es así, hay que hacer esto, no hay que hacer lo otro, qué antipática eres, nunca sonríes... EN FIN. Basta, gritemos BASTA. La lucha agota pero es necesaria.

      Eliminar
  2. Se puede estar cansada, y triste, y estar hasta el pirri de las frases de sé súper positivo...a veces no se puede y qué? A mi me gusta que llueva...y los días grises, las ciudades bucólicas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! Cuando alguien dice 'hoy hace mal tiempo' porque llueve... No lo comprendo, un día gris es un día bueno, bonito, nos meten ideas en la cabeza que mira... ¡Abrazo!

      Eliminar
  3. Cansada de "siempre estás cabreada" "hay que conformarse" "eso no es normal" qué pereza!! Vivimos en un mundo Mr. Wonderful

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, el 'es lo que hay' o peor '¡puedes con todo! ¡vas a conseguirlo!', pues no, ni pienso filtrar en mis sentimientos aquello que no me parezca bien ni pienso ilusionarme con un pensamiento 'infantiloide' y vacío... Sociedad de bienestar, venga va... Bonita imagen de perfil ;)

      Eliminar
  4. Yo también estoy cansada. Vivimos en un mundo donde solo está bien mostrar lo bien que estamos, lo mucho que nos reímos, aunque nuestra vida sea kk de la vaca. Pareciera que estar triste o llorar está prohibido. ¡Oye, qué no se te va a pegar! Tendremos que decirlo más a menudo. Ser vulnerable es sentirse viva, ¡cómo no iba a ser una virtud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hartazgo, parece que no tengamos derecho a gritar BASTA, hay que aprender a no sentirse mal por tener un día de 'mierda' o por estar enfadada, eso faltaba. Gracias mil.

      Eliminar
  5. La vulnerabilidad es además de una virtud ¡lo que nos hace humanos!
    Y eso sí que es estar vivo. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es! Arriba lo vulnerable, empoderando el sentir.

      Eliminar