Redes sociales

Tortilla violeta con cabrales

20.6.15

Plato sorprendente y colorido que le dará un toque sofisticado a una receta realmente sencilla y deliciosa. Ideal para aperitivos o quedadas en las que cada uno “lleva algo de casa”. 

INGREDIENTES 

- 180 gr de patata violeta cocida 
- 40 gr de cebolla caramelizada 
- 3 huevos 
- una pizca de sal, pimienta negra molida 
- aceite de oliva virgen 
- 4 cucharadas soperas de salsa de queso Cabrales 

PREPARACIÓN 

1. Lo primero que elaboraremos es la cebolla caramelizada, ya que puede llevarnos una hora y media o dos. Para ello pelaremos y cortaremos en juliana la cebolla, nosotros utilizamos dos blancas dulces. Después, en una sartén tapada y con un buen chorro de aceite y una pizca de sal pochamos la cebolla a fuego lento, removiendo de vez en cuando. Veréis que está hecho cuando se aproximen las dos horas y la cebolla haya empezado a dorarse un poco, ahí hay que remover con más continuidad para que se dore toda sin tostarse demasiado. Y listo. 

2. Mientras tanto coceremos las patatas, lavándolas bien y poniéndolas en una olla cubiertas de agua, hasta que estén tiernas. Esperamos a que se enfríen para poder pelarlas sin quemarnos los dedos. 

3. Para la salsa de queso Cabrales no tenemos más que llevar a ebullición la leche evaporada con el queso y aderezarla al gusto: ajo, pimienta negra, etc. Pero sin pasarse para no quitarle el sabor al propio queso. 

4. Ahora que ya disponemos de los tres elementos batimos los huevos en un bol grande con una pizca de sal. Añadimos las patatas cortadas en rodajas y la cebolla caramelizada y una pizca de pimienta negra molida. 

5. En una sartén 'antiadherente' con unas gotas de aceite (cuidado de no poner demasiado), vertemos toda la mezcla y esperamos a que cuaje lo suficiente como para darle la vuelta con la ayuda de un plato grande, que cubra toda la sartén, y así poner otra vez al fuego y cuajar la parte que no lo estaba. Personalmente nos gusta la tortilla más bien 'jugosa', pero el punto es al gusto. 

6. Cuando tengamos la tortilla hecha, es cuestión de cortarla en pedazos apropiados poniéndole un poco de salsa de Cabrales encima. Podéis cortarla en circulitos si tenéis un molde o con un vasito estrecho y así darle la forma de la foto.

¡Espero os guste!
  1. uuu que buena pinta, aunque no sé donde podría encontrar ese tipo de patata, aquí en los pueblos gallegos solo hay patata de aquí, rica a más no poder, pero no tan vistosa

    ResponderEliminar
  2. Ay, aquí en Valencia la conseguí en el Mercado Central :s Es como más pequeña y dura, seguro que tenéis alguna variedad parecida e igual de buena! Aunque no tenga el color!

    ResponderEliminar