Redes sociales

Contravan Food Festival

25.5.15
Desde que se estrenó la peli 'Chef' todos quisimos reformar una furgo o una caravana y convertirnos en cocineros ambulantes (venga, va, no lo neguéis...) Lo cierto es que llevaba tiempo dándole vueltas al asunto porque en Ibiza se veía mucho 'mojitero' ambulante pero sin tanta 'infraestructura', ¡y lo que me gustan a mí los carritos de helado! Pero me gustan en movimiento, no como la horchata de la Calle Colón o las castañas navideñas de la Calle Correos... Luego comprendí que en España la legislación no lo pone fácil y por eso todos los 'carritos' o los puestos de comida en la calle están 'falcados' en el asfalto y no en movimiento libre. Una pena.
Pero lo bueno de esto es que, poco a poco, va ganando más fama esto del 'truck food' o 'street food' y ya sabéis que a mí todo lo que sea 'quedarme' con lo bueno de otras culturas supone un sí rotundo, así que me alegro de que vayan celebrando festivales donde puedan unirse diferentes caravanas o puestos de comida. Una vez vi un documental de caravanas muy famosas que recorren la costa de USA y la gente hace horas de cola con tal de probar sus especialidades... ¡Pues en el Contravan Food Festival en Les Naus de Valencia lo pude experimentar!
A ver, por partes. Me encantaron las arepas, el agua de coco (y lo otro que pedí que estaba buenísimo y no sé cómo se llamaba) de Les delícies d'en Nil (caravana de comida colombiana con una horita de cola), también los crêpes de la Crêperie de Marion, los bocadillos de La Regional, las maravillas de Mar de Avellanes y, como siempre que voy a su cafetería, el café de Bluebell Coffee. Había, como veis, algunas caravanas que solo se dedican a la cocina ambulante y otras que eran restaurantes conocidos de la ciudad convertidos en caravana para esta ocasión.
En realidad, pierde un poco la gracia el ver que da igual el formato caravana si están todas paradas en un recinto cerrado, es 'romántico' el concepto pero forzado cuando no es la calle. Además, era muy agobiante la música hasta que empezaron a tocar el saxo, me habría ido de allí de haber seguido el DJ de las 12.00h, la bebida extremadamente cara (un agua, sin más) comparada con la comida y, bueno, un nido de 'postureo', pero esto imagino que es normal.
Me gustó más, por ejemplo, el concepto de la Falla Almirante Cadarso, que aunque solo tenía 3 caravanas, estaban en la calle, eran auténticas porque se dedican solo a la comida ambulante y no me sentí obligada a estar encerrada o a escuchar música demasiado alta. 

Quizá, la próxima vez podría celebrarse en el río... El 5 y 6 de junio, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, habrá otra congregación de caravanas y algunas de ellas con el nombre de mis restaurante favoritos de Valencia, ¡bien!
  1. En Madrid tenemos MADREAT el tercer finde de cada mes, en la zona de Azca. Es un lujazo poder disfrutarlo :))

    ResponderEliminar
  2. ay, pero qué guay se ve todooooo :D
    http://diannetho.es

    ResponderEliminar