LA PRINCESITA

De pequeña, cuando veía películas, me aprendía de memoria los diálogos, luego creaba situaciones imaginarias parecidas a las de las películas y repetía las frases.
Una de las que más me gustaba era "La Princesita", la veía una y otra vez, me volvían loca los colores, los lazos, la luz y, por supuesto, que la protagonista tenía más o menos mi edad (11 años por aquél entonces) y me sentía muy identificada con ella.

Recuerdo que le decía a mi madre que yo quería ir a un colegio inglés con unos uniformes así de bonitos, con lazos almidonados en la cabeza y tirabuzones marcadísimos en el pelo.


Además, parte de la película incluye una estética muy cálida, siempre que hace alusión a la India, lugar donde vivía la protagonista antes de tener que separarse de su padre. Esta muñeca de porcelana era otro de los motivos para que la película me gustara. Adoro las muñecas de porcelana y esta además iba vestida de mi color favorito.



La actriz, Liesel Matthews, rica heredera americana, sólo hizo tres películas y a día de hoy estudia cocina francesa en Nueva York.


Y ya podía gustarme la estética y la luz, como que ganó el Oscar a mejor dirección artística y mejor fotografía, pero por aquél entonces yo no entendía de estas cosas


Los suelos de madera vieja, las velas y dibujar un círculo de tiza en el suelo, una buena forma de aislarse.
You know, dolls make the very best friends. Just because they can't speak doesn't mean they don't listen. And did you know that when we leave them alone in our room, they come to life?


El uniforme de mis sueños.


Soñar con la India, con vestidos blancos y brisa aromatizada, vivir dentro de un cuento.


Me ponía en la barandilla de la escalera de mi casa e imaginaba que era la barandilla del barco donde Sara habla con su padre, del que debe despedirse (mis padres, curados de espanto, sabían que no estaba hablando sola)


I am a princess. All girls are. Even if they live in tiny old attics. Even if they dress in rags, even if they aren't pretty, or smart, or young. They're still princesses. All of us. Didn't your father ever tell you that? Didn't he?


De nuevo mi color favorito, mi flor favorita, un plano precioso.

Cuando despiertan y todo ha sido decorado con sedas de la India, naranjas, amarillas, jarrones con flores amarillas, girasoles, margaritas, toda una mesa con un desayuno caliente, túnicas para vestir e incluso zapatos... un sueño para dos niñas que carecen de lujo alguno en sus vidas.
Muy recomendable a día de hoy, también para mayores.

Algunas fotos sacadas del blog http://www.theunicorndiaries.com/, muy recomedable también.

Y hablando de cine, Woody Allen ya se ha fijado en Freida Pinto (Slumdog Millionary) para su próxima peli pero por lo que parece también contará con Antonio Banderas en el reparto... ¿vamos a por el tercer Oscar para un actor español? habrá que ver qué nos depara el próximo año, esperemos que al menos la peli se deje ver y que nuestro Antonio lo haga tan bien como él sabe, ole!

Un beso fuerte, Princesas.

VERSACE

Me he enamorado de:








Y es un amor platónico, de esos que duran toda la vida :p

¡FELIZ FIN DE SEMANA!

Y vosotros, ¿con qué diseño de la nueva colección Atelier de Versace os quedáis?
A mí me ha costado elegir, que el azul pálido de los tirantes me ha encantado también, es el boceto número 5 en la web de Versace, ¡entrad a verlos todos!

CAPRICHOS

Confirmado chicos, me voy a Milán el fin de semana a empezar a hacer cosillas, ¡BIEN!
Ahora un post con unas cuantas cosas que me tienen enamorada:


Estas gafas de Forever 21 que me enamoraron desde que se las vi a Rumi de Fashion Toast hace un año (o más), y que no se si volverán a estar en la web:

Las cazadoras vaqueras, y si tengo una foto de Kirsten con una de ellas puesta, pues ¿cómo voy a dudar en ponerla? jej:


El vestido amarillo que llevó María Valverde en los Goya, de Versace:


Estos zapatos de Zara, creo que son de esta temporada porque los vi ayer en la tienda. Foto de The cherry blossom girl:


Y ahora un cambio, me he dejado el Touche Eclat de Yves Saint Laurent que llevo usando desde hace 5 años:

Y me he pasado al Magic Concealer de Helena Rubinstein, que además de iluminar, cubre las ojeras y hay más cantidad en un solo "botecito":


¿Y a vosotr@s, qué corrector os gusta? ¿De qué prendas o cosillas estáis encaprichados esta temporada?

Volveré pronto, ¡muchos besos!

¿LOS OSCAR?

Después de todos estos días viendo sin parar fotos del día de los Oscar, no puedo evitar hacer un post al respecto.
Pero no quiero hablar de la gala de este año ni de los looks que se vieron porque últimamente no tolero demasiado el look "nupcial" ni el de princesita de cuento (al menos para la alfombra roja de los Oscar) y se vieron demasiados vestidos de este tipo.
Así que me enamoré de algunas cosas de la alfombra roja pero pocas de ellas fueron vestidos...

Me volvieron locas algunas de las joyas que se vieron, y me enamoró por completo el collar de Amy Adams.
Cabe decir que además es una gran actriz, que en el "La duda" está estupenda al igual que sus compañeros de reparto (todos ellos dioses de la interpretación) y que la película en sí misma es de las pocas películas actuales que me han calado:
1) por estar rodada con una elegancia sin igual.
2)
por ser absolutamente perfecta en evolución de la trama y en estética.
3) Por los silencios, los actores y la energía que emana en conjunto.
Como iba diciendo, el collar, un sueño:

Viendo la alfombra roja me llamaron la atención varias asistentes y una de ellas fue sin lugar a dudas Marisa Tomei, de la que todos habéis visto ya mil fotos, y es que ese Versace siempre será una elección extraordinaria.
Pero quiero hablar de la genial Evan Rachel Wood, le ha sentado de miedo estar con Marilyn Manson.
En los Oscar, a pesar de parecer más mayor, estaba divina, y no sólo por vestido, maquillaje, uñas, peinado, tono de piel y accesorios sino por algo mucho más importante en estos casos (según mi criterio), por su "attitude":

Foto del blog Me gusta la moda

Y ahora viene lo que estaba deseando, contaros la experiencia que he tenido estos días, dándole vueltas al coco con esto de los vestidos de los Oscar me he percatado de que, en ocasiones, se me quedan grabados en la retina algunos looks de las alfombras rojas de los Oscar y ya jamás podré olvidarlos.
El hecho de no olvidarlos es lo que hace que un look sea perfecto, pero no me voy a remontar muchos años atrás (que ya sabéis que este Valentino de Julia Roberts me encanta y que adoro a Kirsten con sus chaneles), voy a hablar de alfombras recientes, de looks perfectos, inolvidables (que ya podrían haber abundado este año pero nada oye...)

Allá voy con la retrospectiva.
En primer lugar el sublime look de Michelle Williams, estupenda toda ella (también como actriz) y que deslumbró con un conjunto único de vestidazo (precioso color), collar, maquillaje, peinado y felicidad:

Lo que yo decía, SUBLIME.


En segundo lugar la inimitable Nicole Kidman, por llevar un diseño actual en tiempos de vintage, porque es rojo, porque una imagen vale más que mil palabras:


También me gustó bastante Natalie Portman con este look, en la foto no parece que sea nada del otro mundo pero estaba guapísima y la tiara (o diademita de brillantes, para ser exactos) era preciosa:

No puedo dejar de recordar a Keira Knightley, a medida que veo su vestido más y más veces, me va enamorando. Mucho se dijo sobre la tela, sobre los arrugado que es, sobre si iba tétrica o sobre si aparentaba más edad...

Pero yo ante todo digo... el collar, mirad el collar... dejaos enamorar por él... uff

Por último y por ser dos de los estilismos que más me chiflan, de matrícula de honor ambos sin lugar a dudas:

Marion Cotillard (el año pasado)


Penélope Cruz
No pongo fechas ni diseñadores porque ya sabéis de sobra de quiénes son.

Bueno, bueno, el examen lo he hecho perfect, ahora tengo que preparar otro y a ver si va igual de bien.
Poco a poco voy entrando a vuestros blogs, que siempre tengo mono y acabo tecleando vuestras direcciones :p

¿Este finde vuelvo a Milán?, muy probablemente.
¿Qué tal estoy?
, asustada, useasé, cagadita de miedo. ¡Pero con mucha ilusión!

Prometo explicarlo todo más adelante, es que ahora es muy pantanoso todo.

¡UN BESO FUERTE!

MILANO, VERONA E VENEZIA

No me he olvidado del blog, es que tengo mil millones de cosas que hacer y nada de tiempo para hacerlas...

Sobre Milán decir que fue bastante bien el tema negocios pero que no voy a adelantar nada aún porque en estas cosas ya se sabe... Así que voy a poner unas cuántas fotitos.

La estación es preciosa:



Y la Catedral...

Es IMPRESIONANTE, me impactó mucho... ah, el vestido es el del otro día pero combinado con negros.


Realmente no pude ver mucho más allá de la Piazza dil Duomo con la EXTRAORDINARIA Catedral gótica que os he mostrado, así como las galerías Vittorio Emanuele (foto superior) y las tiendas.
De hecho creo que estuve en la Piazza alla Scala y no me enteré... ojo al dato al movimiento que llevé en ese viaje, pero espero volver y ojear mucho más la ciudad (y espero que sea pronto...)



Y ahora pasamos al siguiente capítulo, viaje con más erasmus a la ciudad de los canales.
Venecia, qué decir... ¡QUÉ MARAVILLA! y más estando de Carnaval.
Así que como tuve la fortuna de ver la ciudad con una amiga que es de allí, voy a explicaros algunas cosas sobre las máscaras de Carnaval Venecianas (además de poneros fotos de mi viaje, claro está)

En primer lugar algo de Verona, conocida por l'Arena di Verona (coliseo) y por la Casa di Giulietta, la cual está muy bien para ver, a pesar de que allí no vivió jamás Julieta ni nada por el estilo, pero para los turistas está muy bien y los románticos escriben corazones por las paredes. También hay una estatua de Julieta a la que hay que tocarle la teta el seno derecho porque da fortuna.
Las siguientes fotos son de Verona y cabe decir que el frío que hacía era infernal y yo sin mis gorros, ains:


He aquí el balcón de la Casa de Julieta:




Y ahora viene VENEZIA, LA ÚNICA, LA INIMITABLE:
Como he dicho, la pude ver con una amiga que es de allí y me llevó a tomar Cappuccino, a tomar dulces típicos Venecianos y a visitar zonas de la ciudad que están completamente desiertas de turistas.


Hacía bastante frío pero brillaba un sol espléndido, cosa que se agradecía. Las aguas estaban en su sitio a pesar de que hace dos semanas invadieron los negocios y las casas, algo a lo que están acostumbrados y para lo que viven preparados pero que ahuyenta a los turistas, una pena para muchos pequeños negocios de cristal de Murano y máscaras artesanales.


Me encantaría poder hablaros de todos esos sitios que visité pero callejeamos tanto que me parece imposible recordar el nombre de todos los sitios y calles que visité. Sí que puedo hablaros de la Universidad de mi amiga, a la que se accede por la calle junto al canal que veréis a continuación (se me ve andando a la izquierda junto a la columna y a mi amiga delante de mí):


El problema de ir a clase aquí es que este canal de derbordaba con facilidad y tenían que ir a clase sobre pasarelas auxiliares o andando sobre las mesas, también usando botas de pescador altas.


El puente de los suspiros, muy conocido, estaba "disfrazado" para la ocasión carnavalesca. Antiguamente por él pasaban los presos y miraban por las pequeñas celosías la libertad y el mundo. El puente conectaba los juzgados con la cárcel, cárceles pequeñas de techos muy bajos que obliagaban a permanecer al preso encorvado, muchos morían de hambre y frío en aquellos pequeños zulos. De ahí que ese segundo de semi libertad dentro del puente de los suspiros, sea tan significativo, desde él podían ver el mar, un canal y, posiblemente, a las personas que dejaban atrás:


Y por supuesto, la Piazza San Marco, plagada de gente y con muchos espectáculos, conciertos, adornos de todo tipo:


Todos y cada uno de los campanarios de Venecia están torcidos, es lo que tiene estar contruido sobre suelo no firme (aquí le cogí el lado bueno jeje):


Góndolas, cómo no (a día de hoy limitadas al turismo):

De palique con mi amiga, que me ayuda a perfeccionar el italiano y practicarlo con ella, es curioso que a veces me habla en su dialecto veneto y hay palabras idénticas al castellano:


Hay muchos puestecitos de máscaras por la calle pero lo mejor es ir a uno artesanal.
Sobre la comida, fuimos a la zona de la Universidad donde se come muy bien, muy tranquilo y por buen precio. Para los carnívoros, el hígado a la veneciana (fegato alla veneziana) es ideal y para los pescateros, unos buenos frutti di mare o vongole verace, teniendo en cuenta que tienen cerca la pesca y por lo tanto muy buen pescado.


En la foto superior se ve una señal cuadrada con los bordes rojos, indica el nivel del agua cuando está alta, es por ello que la primera planta de las casas está habilitada como aparcamiento o garaje de las barcas, ya que a menudo esa zona está inundada.

En la foto de bajo salgo mirando a un gato (gatazo) que estaba observando a los viandantes, lo llamaremos "el gato de la librería", adorable:


En Venecia y siguiendo con la influencia española en la lengua, a las calles no se les llama Via sino Calle, pronunciado cal.le (alargando la L).


Visitamos también el quartiere ebraico (barrio hebreo), muy conocido como Gheto Vechio. Un barrio adorable con hornos dedicados a hacer dulces ebreos, con unas plazas impolutas y tranquilas:

He aquí sobre el puente de la discordia, cuánta polémica por Dios. Llamado Ponte della Constituzione y diseñado por Calatrava. Atraviesa el Gran Canal justo desde la Estación en Piazzale Roma:



Y ahora nos adentramos en el mundo del Carnaval. En la siguiente foto se ve el "antes" de las máscaras, sólo su base blanca.
Sobre el baúl a la derecha hay colocadas tres máscaras, una en el centro y más elevada llamada BAUTA, es la que fue llevada por Casanova.
A la derecha y con una nariz muy larga tenemos la máscara del DOCTOR (DOTTORE), que es así porque debía mantener esa distancia de separación para no ser contagiado de PESTE.
Y la izquierda tenemos otra con nariz larga pero no tanto como la del doctor, es la máscara del CAPITANO, la que llevaban los capitanes de barco:


Ahora con más color:


Y ahora con más piedras preciosas:


Pero lo realmente impactante es ver a los Venezianos vestidos de carnaval:

Adoro esta foto:




Esta chica iba con prisa y se levantaba el can-can y la falda, vemos que lo que se lleve debajo no importa tanto:

Me encanta la tela de este traje:



He aquí un hombre llevando la BAUTA:


Nosotros compramos nuestras máscaras en un lugar artesanal, son más caras pero te aseguras una buena calidad, esta es la de M.A:


Y esta es la mía:

Todavía discutimos sobre cuál es la más bonita, como niños pequeños, pero yo sé que la mía es la más bonita del mundo con diferencia :p :p
Os prometo que es muy difícil elegir una cuando tienes tantísimas en las manos, también compré una Bauta para tener la pareja y un regalo para mi padre (la foto es de cuando ya volví a Roma):



Y la conclusión es... ¡QUIERO VOLVER!
Bueno, en este post dejo de lado el tema moda pero quiero hablaros un poco de mi bufanda gris con la que salgo en las fotos, tiene un tacto estupendo y abriga muchísimo pero lo mejor de todo es que es absolutamente ecológica, 100% algodón orgánico. Podéis saber más sobre la marca o haceros con uno de sus productos en http://www.absoluteorganic.es/

También quiero dar las gracias a todos aquellos que os habéis incorporado hace poco a seguidores del blog y a todos aquellos que me visitáis día a día. Poco a poco me iré incorporando al mundo blogueril pero ahora estoy de exámenes y tengo que estudiar mucho Diritto della Navigazione para la semana que viene.

Por último confirmaros a todos aquellos que me habéis preguntado por el concurso al que estaban presentados los cortos "Pequeña parcela de realidad", "Yurei" y "Corazón 2D" que han pasado olímpicamente de nosotros, cosa que ya dije en su día y de la que tengo una teoría que se confirma una vez más.
Pero salimos en cinemanía y ese era el propósito, ¡Gracias todos por vuestro apoyo!

Ah y en cuanto tenga material del asuntillo que haremos en Milán, ¡os lo muestro! Esta vez sin concursos de por medio, ¡demos gracias al cielo!


Gracias a M.A por hacer estas geniales fotos.

Un beso a todos y hasta dentro un tiempo, cuando me "desestrese".