Redes sociales

Анна Павловна Павлова (Anna Pavlova)

16.11.08
Siempre he adorado a Anna Pavlova, de pequeña me gustaba creer que yo me llamaba Paula, como ella, porque es mundialmente conocida como Pavlova, pero no es este su nombre completo.
Hice parte de la carrera de danza clásica y española, siempre he tenido un empeine arqueado al que sometía a sesiones de peso, es decir, me sentaba en el suelo con las piernas estiradas y los pies en punta y ponía diccionarios sobre ellos hasta que los dedillos tocaran el suelo. Siempre dicen que los bailarines parecen masocas pero merecía la pena el dolor, los dedos con llagas, adaptar los pies a unas puntas nuevas, ejercitar la flexibilidad y ¿por qué no? hacer sesiones de peso con diccionarios.


Esto lo digo porque cuentan que cuando Pavlova bailaba, sus pies se arqueaban tanto que sufría horribles dolores, así que puso una tira de cuero en las suelas de sus puntas para que hiciera de soporte. Siempre quiso ocultar este "truco" pero lo que no sabía es que desde ese momento las zapatillas de punta se harían con una suela de cuero, gracias a ella los bailarines sufrieron menos dolores de pies.
También cuentan que cuando murió, su último deseo fue que le pusieran su traje de "La muerte del cisne", y que sus últimas palabras fueron: "Tocad aquél último compás muy suavemente".
Conforme a la tradición del ballet, el día después de su muerte en el que ella tenía que actuar, el espectáculo no se canceló y se llevó a cabo con un solo proyector que iluminaba el escenario vacío donde debería estar el bailarín, en este caso Anna Pavlova.


De "La muerte del cisne" quiero hablar, fue su número más famoso, coreografiado para ella por Michel Fokine con la música de "Le Cygne" del "Carnaval de los animales" (1887) del compositor Camille Saint-Sëns.
La han interpretado muchísimas bailarinas en todo el mundo, profesionales o no, siempre vestidas con el que se ha convertido en el "uniforme" para este baile, plumas en el tutú y en la corona, toda de blanco.
Debo decir que NADIE ha logrado ni logrará bailar "La muerte del cisne" como Anna Pavlova, ella no es una bailarina, es realmente un cisne muriendo. Es la fusión entre naturaleza y danza, da igual si para representar la muerte tiene que bajar de las puntas o caer al suelo, da igual si olvida momentáneamente la técnica, da igual, porque en definitiva es un cisne y ellos no saben de estas cosas.
Anna Pavlova, la única, la inimitable, el verdadero cisne abandonando la vida:




Al principio del vídeo habla alguien pero es sólo por unos segundos, luego es sólo música.
  1. Verdad? Siendo bailarina lo habrás apreciado mucho ;)

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, valiente desde pequeña haciendo esas cosas, eh! bfff, solo de pensarlo...
    Precioso el vídeo y la música.

    Un besín!

    ResponderEliminar
  3. Qué maravilla la música y Anna... me ha encantado esto que dices:

    "es realmente un cisne muriendo. Es la fusión entre naturaleza y danza, da igual si para representar la muerte tiene que bajar de las puntas o caer al suelo, da igual si olvida momentáneamente la técnica, da igual, porque en definitiva es un cisne y ellos no saben de estas cosas."

    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar